Skip to content

News Releases

La Iglesia del Pacto Evangélico (ECC) lamenta los tiroteos masivos, hace un llamado al sentido común del uso de armas, y se manifiesta en contra el Racismo y la Xenofobia

For English translation, click here.

CHICAGO (Agosto 8, 2019). La Iglesia del Pacto Evangélico está conmovida por la pérdida de 31 vidas en este pasado fin de semana durante los tiroteos masivos en el Paso, Texas y Dayton, Ohio. Lamentamos la diaria pérdida de vidas humanas debido a la violencia de armas en las calles de nuestro país y de nuestra población. Al mismo tiempo reconocemos que nuestros sentimientos y nuestras oraciones no son suficientes: la violencia de armas es una epidemia y una crisis de salud que debe terminar.

Hacemos un llamado al sentido común de medidas sobre el uso de armas que incluya leyes nacionales de alerta que permitan a la policía confiscar temporalmente armas de fuego a aquellos quienes hayan sido considerados por jueces como amenazas a sí mismos u a otros, a verificaciones de antecedentes, a prohibición de armas de asalto de estilo militar y además acceso limitado a armas de fuego a quienes hayan sido condenados por violencia domestica.

Según la organización no lucrativa Everytown for Gun Safety (Cada pueblo por la seguridad de armas) el porcentaje de homicidios en los Estados Unidos es 25 veces mayor que el de otros países de nivel económico alto. Necesitamos ejercer una regulación y responsabilidad más estricta en cuanto al acceso a las armas, por la seguridad de nuestros niños y de nuestras comunidades.

La Iglesia del Pacto Evangélico (ECC) lamenta además saber de la supuesta naturaleza antiinmigrante del tiroteo en el Paso. La Iglesia del Pacto (ECC) está en contra de la supremacía blanca y de cualquier forma individual o sistémica de racismo.

‘En el poderosos nombre del Señor Jesucristo nos levantamos en contra de fortalezas de odio y violencia” dice el presidente del Pacto, John Wenrich. “Lloramos con aquellos que lloran en tiempos de tragedia, injusticia y dificultades. Seamos de consuelo los unos con los otros, porque consolamos a los demás con el consuelo que hemos recibido de Cristo”.

Los líderes de la Iglesia del Pacto avalaron una resolución anti-racista en la asamblea anual (Gather) 2019 en el mes de junio, la cual fue aprobada por el Ministerium con más del 84 por ciento de votos. “La resolución solicita que los pastores de raza blanca reconozcan los pecados de la comunidad e inviten a un compromiso público, de tal forma que el  problema de racismo sea una prioridad en el ministerio. La evasiva de la iglesia al tema del racismo, nos ha segado al profundo y extenso dolor y sufrimiento de aquellos que son parte de nuestro mismo cuerpo. Las devastadoras dificultades infligidas a las personas de color en las crisis actuales de inmigración y encarcelamiento masivo, nos han convencido que debemos abordar nuestro racismo, ya que somos parte de esta crisis”.

En solidaridad con World Relief y otros líderes evangélicos, John Wenrich ha firmado una petición la cual solicita la reforma de inmigración que incluya una lista de principios que permitan el diálogo. Wenrich invita a los Pactistas a ayunar y a orar una vez a la semana por la paz, la justicia, la reconciliación y la sanidad de nuestra tierra y por un avance en la restauración de nuestro tan fracturado sistema de inmigración.

‘Siendo una denominación de inmigrantes” dice John, ‘oremos para que la Iglesia del Pacto Evangélico, (ECC) sea un lugar de amparo y sustento para todos y una voz profética en contra de cualquier forma de racismo”

Back to Top