Skip to content

2006 Immigration (Spanish)

Presentado por la Conferencia Central de la Iglesia del Pacto Evangélico, y adoptado por los delegados al 121º Asamblea Anual de la Iglesia del Pacto Evangélico.

Resoluciones sobre la emigracion espanol (pdf)
Resoluciones sobre la emigracion inglés (pdf)

La Base Bíblica de Nuestro llamado
Como gente en el Camino tenemos una experiencia con el Dios Trinitario—buscando seguir su voluntad. Nuestros antepasados en la fe, Abraham y Sara eran nómadas arameos quienes por medio de la fe se convirtieron en una “gran nación” (Deuteronomio 26:5).

Aunque hoy en día vivimos en un contexto cultural diferente, todavía vivimos de acuerdo a la ética del reino de Dios que es la de “amar al viajero como a nosotros mismos”, porque el pueblo de Dios fue una vez viajero en la tierra de Egipto (Levítico 19:34; cf. Éxodo 23:9).

Caminamos con Jesús quien era un Galileo transeúnte, un emigrante que muchas veces no tenía donde refugiarse ni donde asentar la cabeza. Siendo fieles cristianos tenemos que dar la bienvenida a los extraños entre nosotros, (Mateo 25:35) y brindar nuestra hospitalidad (Romanos 12:13), porque nosotros, como la iglesia también lo es, somos peregrinos, extranjeros y exiliados en este mundo (1 Pedro 2:11). Al practicar esto, nosotros estamos sirviendo a Cristo.

El Llamado

Hemos sido llamados, a toda hora y en todos los lugares a amar a Dios con todo nuestro corazón, toda nuestra alma y con todas nuestras fuerzas y también a amar a nuestros prójimos como a nosotros mismos (Lucas 10:27).

El Pacto, con la gran tradición de ser una iglesia de emigrantes, arraigada en el movimiento histórico de los pietistas suecos, nosotros compartimos la historia y el viaje de los emigrantes contemporáneos. Nosotros escuchamos el llamado de Dios para estar junto a ellos, muchos de los cuales están en nuestras iglesias y a los que les reconocemos como nuestros hermanos y hermanas.

No podemos quedarnos callados o quietos en este tiempo en el que nuestros propios hermanos y hermanas son insultados o amenazados, porque, “como un miembro del cuerpo de Cristo sufre, todos nosotros sufrimos” (1 Corintios 12:26).

La Respuesta

La Reunión Anual de la Iglesia Del Pacto Evangélico busca dar la bienvenida a los emigrantes, que tienen documentos y a los que no tienen documentos, con el amor y la paz de Cristo como también ser solidarios como gente que trae buenas nuevas en pensamientos, palabras y hechos. Las puertas de nuestras iglesias deben mantenerse abiertas a todos aquellos que vayan a recibir la Palabra de Salvación de nuestro Dios.

Humildemente nos arrepentimos de cualquier acción que no haya seguido esta ética cristiana y pedimos perdón. Siendo una asamblea de iglesias en varios contextos tanto rurales, urbanos, y suburbano, nosotros vamos a tratar de responder de manera fiel y apropiada.

Como iglesias locales extenderemos compasión, misericordia y justicia a los emigrantes necesitados, como lo hemos hecho durante nuestra historia. Aún más, trataremos de encontrar formas creativas para trabajar con centros de trabajo de emigrantes, grupos de entrenamiento de ciudadanía, y otras organizaciones de la iglesia y paraeclesiásticas en nuestras comunidades. Nosotros afirmamos a todos aquellos que viven en paz y para el bien común.